viernes, 30 de septiembre de 2011

arroz meloso

Quedarse con las ganas
o arrepentirse después.
Dejarlo para mañana
o saltar y romper.
En el filo de la navaja
lo mejor de permanecer,
es oler el viento viejo
pasear al anochecer
el rastro de recuerdos
en imagen de mujer.
En ojos de lo profundo
donde vivir es nacer,
vuelan lentas miradas
buscando florecer
y se cruzan el mundo
de ópticos que ven
en la nuca levantada
el esfenoides del Ser.
Mariposas asustadas,
en la jaula del no ser,
lloran en sus barrotes
los néctares de la miel
de todas las otras flores;
memoria y fiel.
               
el título es para la foto
                                           

martes, 27 de septiembre de 2011

bosque de sentidos


libertad es pensar
en ti
y sentir
el aleteo de la musa
junto al tambor del pecho.

Sobre el trampolín
del diafragma
vuelve a saltar
la rana
soñando ser águila
que puede volar.

Anfibio de los cielos
de las aguas,
siendo dios o demonio
según, sin, sobre y tras.

lunes, 26 de septiembre de 2011

libia resiste

domingo 25



Con el culo al aire
se aprestan a borrar
los gritos de la libertad.
Con miedo y dolor.
Patente queda su impunidad
su avaricia, su maldad.
Que no sepa nadie
de sus pústulas purulentas
cacofónicas fealdades.
A la vista del mundo
el error de sus terrores
de sus juegos amañados
y sus guerras miserables.
Sus botijos con gusanos
que llaman de agua fresca
para engañar a los humanos
que beben sin mirar.
A los dormidos mundanos
despertad, despertad!

lunes 26

domingo, 25 de septiembre de 2011

Sectas VI........ la tele......

Tras el logro de abandonar una secta y pasar por el síndrome de abstinencia como si de fumar se tratara, se llega un estado en el que ya no afecta la exposición a los hábitos anteriores.
Si bien la secta es destructiva por naturaleza, ya que es excluyente del conjunto y se dedica a lanzar mensajes de "nosotros" y "los otros" haciendo una clara diferenciación entre los que están dentro y los que están fuera, en el caso de la tele es un síntoma más difícil de localizar porque todo el mundo está dentro. Bueno, casi. Casi todo el mundo.
Desde la tele-secta se lanzan las soflamas exaltadoras y las punitivas consignas, (campeones / estamos en crisis).
Esto es muy fácil de descubrir en el caso de la secta tradicional por los que están "fuera" y muy difícil de descubrir por los que están "dentro".
Como en la tele-secta el 99% está dentro, el 1% que resta y observa la manipulación, apenas tiene opciones de "sacar" a nadie.
Cada cual es victima de su propia secta, la del YO, la del ombligismo, la del monólogo cruzado. Y es la tele la encargada de l mantenimiento de esa primera muñeca rusa, y de la desinformación de las demás.
Esa primera máscara de muñeca rusa ocultando todas las demás, es continuamente divinizada negando que dentro de ella, exista algo más.
La tele-secta nos ha vendido todo y lo hemos comprado pagando con nuestro tiempo y con la progresiva destrucción de nuestro cerebro.
Quienes consiguen salir de esa secta destructiva, apenas pueden dar crédito a la mejora de su salud, de modo parecido a quienes dejan de fumar, beber alcohol, o ir al fútbol..

jueves, 22 de septiembre de 2011

síndrome del espermatozoide veloz

Engañados desde el principio con efectos retroactivos, la sociedad competitiva arrastra falsas creencias, no ya, porque lo diga el cura, el obispo o el papa; ahora lo dicen el profe, el premio novel y el científico ico.
Ante el "doctores tiene la iglesia que le sabrán responder", tenemos ahora los "sabios tiene la ciencia, que lo resolverán".
Pero de aquellos a estos no cambia nada: las mismas teorías que ellos demuestran en sus laboratorios físicos o psicológicos y la necesidad de nuestra credulidad. Que es la de entonces, ahora.
la percepción humana no veía el engaño antes y no lo ve ahora por los mismos motivos.
La visión periférica no distrae del fondo, así, chistes domingueros, revistas científicas, noticias televisivas, notas de prensa, todo contribuye a imaginarnos como el espermatozoide veloz que llegó, vió y venció a un óvulo palmero no participativo.
Ha sido Jodorosky y no el movimiento feminista, quien ha supuesto, o descubierto, con lógica o magia a un óvulo participativo con capacidad de elección.
Particularmente su película más representativa es para algunos  "EL TOPO", pero las otras, son igualmente interesantes. Jodo ha pasado por muchas experiencias no necesariamente adrenalínicas como saltar puentes con cuerdas a los tobillos, o quizá sí, no sé.  Sus años con Pachita, aquella curandera que lo curaba todo sin ninguna higiene, su carrera artística en música, poesía, literatura, cine pintura, o todo junto y más, lo que él llama psicomagia, y su investigación constante en todos los campos ha sido notable, pero, su última aportación ha golpeado como un torpedo social el gran mercado del mundo.
Los espermatozoides cooperan, no compiten. La vida coopera, no compite.
La competencia tiene una ley básica mercantil. Es una ley básica, sí, pero de los vaisas, del FMI, y bajo esa ley vivimos todos los súbditos del rey actual:  "el mercado".
No hay cooperación en el mercado. La mercadería busca ganancia monetaria, crematística, patrimonial, etc. y cualquier cooperación se realiza con esa finalidad.
Del Mercado Común Europeo, al Mercado Común Mundial. La granja, con sus corrales, se vende.
Quien quiere comprar?
Paises recien destruidos
Libia, Afganistan,
paises en colapso total,
Somalia, Irak,
Japón lleno de frío,
de amenaza nuclear.
Grecia, lista para desmenuzar.
Expaña, en cuatro tajos
y allá cada cuál.
Los petróleos, los acuíferos,
de la Patagonia al Aral.
No hay oro en las capitales,
todo junto lo tienen ya,
bajo toneladas de tierra
en lingotes de a quintal,
"Que planten nabos y legumbres,
arroz, patatas y algún cafetal,
y en su vida con sus lumbres,
que dejen limpio el corral".
Con sus vallas banderitas
y sus colores que huelen mal,
a mentiras de los siglos
y al engaño en actual,
los amos, pastorean,
de lejos, en casa y sin mirar,
que ya tienen los perros,
las esquilas y el collar
de cada uno en el mobil,
la tarjeta y el HAARP.

miércoles, 21 de septiembre de 2011

chemtrails

hoy ví un avión soltar por su cola un chorro discontinúo de " nube banca" y se le acabó, Puso dos o tres golpes, como quien limpia algo, y después siguió su rumbo, sin contrail, sin chemtrail, sin nada, solo el avión.
El chemtrail se quedó colgando del cielo en una linea gruesa y bien definida. Destacaba sobre el cielo azul. lo comenté en la calle y me miraron como si no me vieran. Seguramente me hice invisible yo o se hicieron invisibles los tejemanejes en el cielo de Castellón.
Algo expulsan en el cielo, aunque nadie parece saber el qué. Es tan fácil de ver.
Porque la gente no mira al cielo?

Casi todos los días los aviones fallan, hacen extraños cortes en seco intermitentes en el cielo, a la vista del mundo entero, y nadie lo ve, bueno, casi, casi nadie.
También vi a otro avión desaparecer en una especie de implosión de una burbuja grande, redonda, con luz.
Y nadie ve?? a nadie sorprende??
Por otra parte, he notado que me andan trasteando el ordenador. No se evitarlo, pero el icono del skype aparece activo aún cuando yo esté en otras cosas, lejos de las teclas.
también mi correo me avisa de intento o logro, no sé, de phising.
Hoy ha sido día 20, en siete días 27.
se nos vienen las fechas en hojas de otoño haciendo espirales con destino limitado.
Suerte s.
bs
 demolición de una chimenea en la antigua fábrica de cerveza Henninger en Fráncfort del MenoAlemania, el 2 de diciembre de 2006.

lunes, 19 de septiembre de 2011

mercè

Dos mejor que una,
por eso las amazonas….
Cinturón de seguridad,
te lo pones bien, o no te lo pongas.
Dos ideas seguidas
fallidas.
¿Es de noche en las neuronas?
¿Se contagiaron del sopor?
¿Duermen, o adormiladas sueñan?
Va la musa con sus ojos,
su varita
de Campanilla,
saltando por trigales rojos
de amapolas
azules de cizaña,
flor nunca querida
por los tontos
y los vaisas,
va buscando los colores,
los aromas y el viento,
la música de estrellas terrenas,
de almas luminosas
con la mirada en la luz
que no se apaga,
con la esperanza serena
de la vida en el diafragma,
con el mismo Eros bailarín
en otros tambores de caricias.
No me alteréis ni un verso,
ni una palabra, ni una rima,
por cantar otras canciones
con estómagos vacíos
y corazones ansiosos
de repartir amor.
No me alteréis ni un beso
en una noche sexual divina
al galopar las sensaciones
de susurros al oído
y labios vampirosos
de soñar en color.

viernes, 16 de septiembre de 2011

aral, el mar.

La U.R.S.S., en aras de la productividad, encontró en los márgenes fluviales de Syr Daria y Amur Daria, una zona en donde producir el suficiente algodón, como para ser autosuficientes y no tener que importarlo de los malos, malotes de EE.UU. Esta fuente “inagotable” de ingresos iba a competir de tú a tu con los algodonales del rio Misisipi.
Así, durante años, las aguas de los ríos destinadas al Aral, sirvieron para llenar de estrellas blancas vastas extensiones del Uzbekistan, el algodón que iba a vestir a toda Rusia.
Las poblaciones limítrofes se multiplicaron, eran días de vino y rosas, gente contenta, alegre y feliz. El mar de Aral tenía pesca en abundancia, 30 variedades de peces dentro del ecosistema, con la fauna anfibia que se reproducía en sus enormes pantanales. cerca de 70.000km2  y una media de 25 metros de profundidad. Paraíso turístico, siguió creciendo sin nada que presagiara el final. Pero de un primer planteamiento de desviar el 30% de las aguas para las plantaciones, se acabó destinando un 90%.
Las voces que profetizaron el desastre fueron silenciadas. Como si todo fuera fruto de una pequeña crisis, donde los culpables, eran otros.
Todo fue gradual, y a la vez, irreversible. Entre los años sesenta y los ochenta, el mar no dio grandes muestras de debilidad, pero al final de los ochenta comenzó a reducir su extensión y ha ido cediendo sin prisa y sin pausa. 2 tercios del mar han dejado de existir. Se han ido pegando “parches”, uno tras otro, uno tras otro, y las lágrimas de quienes veían morir a su propio mundo, no fueron suficientes para equilibrar la pérdida del líquido elemento.
Todo se fue a la mierda, varados los barcos en sus secos lechos se fueron oxidando para convertirse en refugio de ratas. El turismo hace excursiones con todoterrenos atravesando  más de 50km de un desierto estéril para llegar al último charco. La población se ha reducido considerablemente. La industria conservera desapareció hace mucho, solo quedan dos especies de peces, y ahora, que todos ven el final, aún tienen políticos con cojones que dicen que se vació solo.
Si algún lector catastrofista hace una transliteración de lo pequeño a lo grande, como si el texto estuviese en clave de “do” y quiere compararlo con el proceso de desintegración de nuestro mundo con los bancos algodonales, el dinero agua, y los humanos ciegos con  esta triste historia, no seré yo quien le contradiga.

de 1989 a 2009



2010


miércoles, 14 de septiembre de 2011

Nik

http://www.youtube.com/watch?v=TgDG2n6DmJk

Los héroes cotidianos enseñan con el ejemplo, y Nik Vujicic, es un ejemplo de ellos. Sin brazos, sin piernas, sin preocupaciones. Le debía una entrada, me emocionó la primera vez que lo ví, y me sigue emocionando cada vez que vuelvo a verlo.
Ser agradecido, pensar a lo grande y no rendirse nunca son algunos de sus principios. Pero el humor con que desarrolla su existencia es muy superior a el humor de muchos seres humanos....  inexplicablemente.

http://www.youtube.com/watch?v=02xBTSDckzs&NR=1

Estos son los maestros de la humanidad.

Y ademas es actor de cine.
Un corto para no perderselo:
El circo de la mariposa
http://www.youtube.com/watch?v=zy7k60g1xTg
en este enlace está subtitulado, no lo he encontrado doblado al castellano.

gracias NIK


martes, 13 de septiembre de 2011

malversar


malversar
es no tener clara la rima ni el compás
las imágenes ni el dibujar.
no tener gracia en versar
es hacerlo bien mal.
Coger los bienes públicos,
la justicia, la belleza, la bondad
y llenarlos bien de mierda
o borrarlos de la Tierra
como si no existieran más.
No hay poetas malos,
los que ni son ni están
se llaman con otro nombre,
malversar.
Cuando los poetas no se acercan
a la vida en libertad,
los mercaderes llenan bolsa
y a tomar por culo los demás.

to pa mi, to pa mi

lunes, 12 de septiembre de 2011

Termópilas líbicas


Solo se vive una vez, al menos con este cuerpo, de instante en instante. Leónidas lo sabía, los espartanos también, y también lo sabían los tespios. No les importó elegir donde morir, una opción rara vez accesible al ser humano libre de otros, o libre de sus mierdas autodestructivas.
El sacrificio, ahora sí, en su etimología, del rey y sus trescientos, solo daba un poco de tiempo a la gran masa social de los pueblos helénicos.
Conocían el peligro, sabían a qué se enfrentaban, estaban despiertos, aceptaron la muerte de trescientos preparados, y la muerte de dos mil valientes anónimos hijos de la luz. La piel de la Hélade retumbó como un tambor mastodónico al paso de las huestes enemigas, que destruyeron todo lo sagrado y todo lo profano, el aceite y el grano, para realizar la última batalla en el mar circunvalante, en la inmortal Salamina.

No es consciente la humanidad de cómo otros modernos luchadores se sacrifican para darle un poco más de tiempo, un tiempo de despertar. La humanidad no quiere ver su propia miseria, pero negar la enfermedad no nos libra de ella, solo nos acerca a un cada vez más inevitable final. Las opciones se reducen día a día, la O. Terrorista A.N. avanza con los desmanes habituales, eliminando fes, esperanzas y caridades.
En la “rebelión en la granja” los perros acaban con la primera revolución de las gallinas matando y comiendo a la mayoría, a las pocas que quedaron no les llegaban las plumas al cuerpo, asustadas y obedientes de allí en adelante.

Asustada la humanidad tras el terremoto del 11S, y las respectivas replicas el 11M, el 7 J, y todas las demás  de inevitable consideración desde el asesinato del gobierno polaco, hasta el otro once en Japón, corre de acá para allá, de un lado al otro del corral sin saber como escapar y esperando que esquilen, ordeñen y descuarticen a otras, para vivir con ese puto miedo un poco más de tiempo.
En algún punto del pasado nos drogaron con Diós sabe qué para mantenernos sedados, sumisos, callados    a s u s t a d o s.
Nosotros no nos estamos preparando para ninguna batalla, difícilmente podremos ganar la guerra. La mayoría no es consciente de la esclavitud a la que abocan a sus hijos, que no conocerán la libertad que una vez tuvimos, nosotros, la última generación humana en libertad.
Después, robocops y terminators patrullarán los pensamientos, quemarán los libros de poesía y los ojos del futuro no conocerán la luz de las estrellas.


somos agua

domingo, 11 de septiembre de 2011

así lo hicimos 3 y 3/4

Finalizo aquí esta serie de entradas tiresiacas que tanto disgusto me aportan. Me invento yo mis tonterías y luego esos imbéciles las ponen en practica. Ya ha envenenado el agua en Sirte, han dejado poblados desiertos pasados a cuchillo, arrojan bombas de racimo, uranio empobrecido y para remate de tocacojones ahora gas mostaza. Ni Hitler se atrevió a romper el acuerdo que tras ver los efectos en la gran guerra (1ª) sobre los soldados, (tardaban varios días en morir mientras sus órganos internos se iban deshaciendo), la comunidad internacional decidió nunca más utilizar semejante aberración. Pero ahora la O.Terrorista. A.N. ha decidido que eso es bueno para la población civil, ¡hay que defenderlos de Gadafi!, fumigando a la población con gas mostaza.
No hay ninguna noticia de que el ejercito de Libya haya tenido grandes bajas, ni que haya dejado de estar operativo. Sencillamente, ha recurrido al viejo truco mediterráneo de siempre con sus guerras de guerrillas. No hay ningún ejercito que destruir. Libya se defiende como siempre hicimos, con mayor a menor fortuna contra los autoritarios saqueadores imperialistas,
No quiero pues ir de Tiresias adivinando males para nadie, ni dando ideas a estos hijos de la gran puta, que seguramente no las precisan para nada.
Ademas, el colocarme en el bando de los malos, por mucha alegoría que me imagine, también me perturba, no es bueno, igual comienzo la serie de "así lo hacemos". ¿qué hacemos? dar codazos a los sedados, por si alguno solo duerme y aún puede despertar.

estado actual de los corazones libyos

pagar por mirar II


pagar por escuchar
canto gregoriano,
en la vibración sonora que en otras gargantas
 les provocan estados de felicidad.
Pagar por escuchar
soflamas políticas,
que otros bolsillos engordan
con tributos que tú les das.
Pagar por escuchar
los cómicos de tus mismas ideas
poniendo a parir muy mal,
a esos que ni sabes insultar.
Pagar de paganos.
Favor con favor se paga,
si con dinero se cubre
para salvar apariencias
en limpia de conciencias
para comprar los presentes
postergando los motivos,
el favor es de hojalata.

Pagar por mirar
como se pasa la vida
con el tiempo mismo
de la misma vida.
Cómo no vuelve nunca
la adolesciencia perdida,
las ocasiones Karióticas
del Eros que se olvida
convertido en Nefele
de otra diosa fallida.
Quiero pintar en verde
los reversos de la ida,
los de la vuelta revuelta,
con toda libertad consumida
y sin originales pecados
de culpa consentida.


viernes, 9 de septiembre de 2011

pagar por mirar,

pagar por mirar,
en el cine de equis,
en el futbol,
en el restaurante.
Pagar por mirar.
Espera! un momento, en el restaurante, no. ¡Seré yo idiota de ir a ver como comen otros y pagar por no comer, pero para que otros gordos coman?
Qué no soy idiota!
No. No tanto.
pagar por cine equis.
pagar por ver jugar al futbol,
por ver jugar al escondite,
al que te pillo, riendo.
En todos los juegos al pagar,
la risa se va,
y nace un movimiento comercial
en los vendidos labios,
en los comprados coños,
en las sonrisas verticales.
No alcanza en el futbol,
el líquido seminal
a ensuciar los calzoncillos
en el pagar, por mirar.´


las tornas

Los que ganan,
escriben lo que les da la gana
para eso ganan, para escribir,
lo que les da la gana.
Somos ganado de unos y otros,
ni nos ven nacer, ni si nos ven morir
solo recogen renta, impuesto tributo,
dentro de la  estúpida valla
que no es para protegerte de nada,
es para que no escapes nunca.
No saltemos cerca ni baranda,
hay que tumbar las viejas ataduras
de cárceles mataderos de sueños.
Hay que romper los barrotes
cuando se hacen visibles
como lo que son,
cuando dejan de ser bastones
en la ascensión
a todos los posibles,
o no.



jueves, 8 de septiembre de 2011

Asi lo hicimos III La gran cagada.



Gadafi salió, o no de Libia, ya no importaba, sus hijos, sus ideas, el libro verde, su fuerza, su coraje, su generosidad, su amor a manos llenas inundó África en una ola de imprevisibles consecuencias.
Toda África, toda, menos la titiritera, de Hasan y compañía, el tirano y los mercachifles de Tunicia y Egipto, estaba con Gadafi. Los hombres de los desiertos, los hombres de las selvas, los de los ríos,  de los valles, las montañas, los del mar y los de las cuevas, toda la puta África, estaba con Gadafi.
Teníamos a África de granero, de carne esclava, de experimentos de todo tipo, toda África llena de negros con taparrabos y sandalias, o descalzos. Y en su miseria de mierda optaron por seguir a los disidentes libios que propagaron la ruindad de la ONU, de la OTAN, del FMI, de sus cuartas columnas, Amnistía Internacional, Greenpeace y  de Oeneges de chicha y nabo. Se nos vio el plumero, los billetes y la mano, la desconfianza en Occidente hacia nuestros emisarios políticos superaba ya el 50% y seguía en aumento.
Las Piedras de Georgia eran losas para algunos más pusilánimes, que temían no formar parte del escaso 8% de supervivientes, y de ese porcentaje, apenas un 0,2 sería de los dirigentes.
Pero el mundo sería nuevo, tanto predicar por un mundo nuevo, un nuevo hombre, (léase ser humano, que el rollo este feminista, también era de palabrería de poetos, miembras y demás presentes), todo nuevo, todo nuevo, y sin romper la baraja. No podía ser, había que ir a por todas, y Gadafi se hizo un símbolo para África.
Hubo que empezar a retocar los planes, enemigos, amigos, amenazas, malos, malotes, lobos solitarios y en manadas. Menos mal que la gente, es tan fácil de manipular!!!!
Con una tele y un cabrón haces tonto al más protestón.


http://www.youtube.com/watch?v=o0wR4vXHUwM&feature=related

miércoles, 7 de septiembre de 2011

tink

la niña del milagro huele a Dios
en cada poro de su ser,
un dios de todos los días,
donde respirar y donde ver
el mundo con ojos nuevos,
una, y otra, y otra vez.
Tiene hada, duende, sol,
la niña del milagro es
el perfume de los aires
cuando late el vencer
en Termópilas secretas.
Hija y nieta del querer
tiene la luz en sus dedos,
en sus ojos, todo el bien.
Campanilla adolescente
y su polvo de ascender,
para que los otros vuelen
en sus propios cielos,
solo precisan creer.


lunes, 5 de septiembre de 2011

mis papás

Han firmado mis papás adoptivos, yo los adopté, pero desconocía sus intenciones, han firmado unas nuevas relaciones, unos nuevos valores, una nueva constitución, por la cual ahora el primer dinero ya no será para mi sustento, será para pagar el alquiler de la vivienda.
No supe donde protestar, porque si de hambre muero, para qué quiero la vivienda? Ellos no morirán, que tienen reservado un apartado en el sótano repleto de viandas.
Me han asegurado que es por nuestro bien conjunto, que comida nunca me faltará, que eso solo es letra pequeña, que ellos me quieren mucho, pero yo, ya no sé que pensar.
Me tienen 12 horas delante de la tele, es cierto que me gusta, los dibujos, los cotilleos, las no ticias, el futbol. Me sé de memoria todos los concursos, y todos los concursantes. Me sé como se llaman todos los que a la greña van de este al otro programa. Me sé vida y milagros de todos los millonarios que en calzoncillos juegan  a la pelota o al escondite. Cuantas veces orinan al día y el sabor del último helado que se comieron.
A mi vecino, el islandés, lo hacen estudiar mucho, y le dan poco circo. No se queja, pero dicen mis papás, que no es buen ejemplo. Que tengo que dar gracias de la libertad de la que gozo, que mire por la ventana, al otro vecino, al libyo, que por no haber tenido libertad, y ser malo, ahora lo han castigado con el hombre del saco. Y el hombre del saco se lo ha llevado, lleno de chichones y manando sangre por todos lados, no jugará más conmigo, ni me dejará juguetes, ni podré ir a su casa, que se la han roto toda y no la van a poder arreglar.
A mi las gafas se me empañan de tanto mirar la pantalla, pero dicen mis papás que mejor que no salga al parque, que hay muchos hombres malos, que me quede en casa, encerrado, y que tenemos que disfrutarla. Que para eso la pagamos, que sólo en intereses se nos va casi todo el sueldo.
No me gustan estos papás, nunca me gustaron, los cogí porque no había otra cosa. Creo que tendré que mirar si ya soy mayor y puedo vivir solo.
Si puedo vivir solo: que se vayan.
Que ya no me engañan estos papás ni con los reyes magos ni con Papa Noel ni con el hombre del saco.
QUE SE VAYAN
Que me siento engañado, estafado, burlado. Qué para que quiero yo la casa si de hambre me muero!
que se vayan ellos a comer a la despensa que han preparado en el sótano. Que no los soporto más.
Que no son mis papás, que son adoptados, y que son malos y no me quieren.
Que se vayan y que no vuelvan, que no vuelvan nunca más.´



sábado, 3 de septiembre de 2011

un poco de amar go

El mar de en medio de la tierra
abaniquea constante libertad.
Esperad otro Vietnam,
de roja a verde bandera,
de aquellas aguas constantes
a este desierto de arena.
Si no valoráis la vida de otros
tampoco valorarán la vuestra.


Los indignados ya tienen su banco central. Fue lo primero tras la pacífica toma de las comisarías del centro de Madrid tras los incendios pertinentes.
Rápidamente formaron un gobierno que funciona y han tomado el control de los pozos petrolíferos.
¡Qué no hay petróleo en Expaña! Bueno, borramos ese punto.
¡Qué no quemaron las sedes policiales! Bueno, eso ya veremos como se matiza.
¡Que no existe banco central, ni oro que robar! Bueno, y entonces que hacemos aquí?


Vaya revolución.!
El dictador malo dando armas al pueblo.
Los libertadores buenos se las quieren quitar
casa por casa, los soldados entrarán
a los hombres, bala de plomo,
a las mujeres, polla de cobarde,
a los niños, cajón y a occidente
donde millonarios pederastas
gocen sus impunes vicios
y palmeros jilipollas tomen soma
de millonarios en calzoncillos
jugando al escondite, al que te pillo,
a la pelota, y a mirarse el ombligo.

Vaya periodistas!!
una información sin espejos,
que nadie contemple su cara de cerdo,
su rostro purulento
donde las mentiras afloran,
donde los engaños bestiales
no despiertan en el corral
a los bichos domesticados
con el pienso caníbal baratero.

Vaya mundo de mierda!
qué el nuevo orden mundial vaya a ser peor!
No me lo creo.
No imagina el cerdo en su chiquero
que los gritos del vecino
son presagio de su próximo futuro.

Vaya, o venga mutación!
mutación necesaria
o muerte merecida.


la piel del agua


Agua soy
bébeme
hazme sangre
hígado pulmón,
transpírame,
hazme vapor
hueso y piel,
déjame ver el mundo
con tus ojos
que lo lama y huela
siendo lengua y nariz.
Ser uña y cabello
lunar en el pecho
párpado y pestaña,
mano, dedo, corazón.
Ser por siempre
átomo y electrón
por dentro
de tus mundos luminosos.
Y volver a ser agua
para beberte la piel
y atravesarla
hasta la médula
y neurona
en los cielos del Ser.


viernes, 2 de septiembre de 2011

OTRA SALIDA (Y esta vez, con bares por molinos)

   


Soy camarero, llevo más de 20 años en el oficio, he gastado muchos zapatos, tantos, que he empezado a caminar en los zapatos de otros, y eso me ha conducido, como rueda de carro sigue a pezuña de buey a esta feliz relajación, tan merecida y grata que despunta sus palabras vanidosas, imitando la voz silenciosa, para alterarme, pero dejo correr su petulancia, que es hoja de árbol caduco asomado al tranquilo río de agosto.                                     


Caminar con zapatos de otros es amar a la parroquia, ser confidente, dar gritos al aire o palmadas al hombro; es descubrir gente todos los días: unos se quedarán un rato, unas semanas o muchos años; otros partirán invisibles, lacónicos y el capítulo aparte de los borrachos...............

Los borrachos me enseñaron que no quieren olvidar, lo que ellos buscan es recordar, recordar donde equivocaron el camino, un camino que nunca soñaron tan ciego, tan ciego que es incapaz de ver sus pasos en el abismo, y tan sordo que no puede oír los desesperados gritos de una voluntad sin manos.
Esta equivocación del camino, tan patente en los borrachos, pasa disimulada entre la gran mayoría de perdedores del camino.
Pocos son los que reciben a la muerte con la calmada sonrisa de satisfacción en la misión cumplida. A casi todos nos encuentra la muerte, como al sirviente en el viejo cuento de Samarcanda, demasiado lejos; por eso, la mueca de asombro de la muerte nos parece intención de asustarnos y nuestra búsqueda de salida es tan numantina como la res que salta al tendido.


Hace más de 30 años, cuando la libertad nos trajo las máquinas tragaperras, bueno, la libertad, la democracia, la avaricia de las arcas del Estado, o los trileros oportunistas de la codicia, (de la codicia ajena se sobreentiende) o quien sabe qué,- qué sabe quién- nos pareció una diversión con el encanto de la novedad y el riesgo de una timba antes de cenar.
Nosotros, los camareros, controlábamos el juego de los otros y a puerta cerrada, al final del día, pocas veces no rentabilizábamos nuestras pequeñas inversiones.
Pero la evolución de las máquinas tragaperras empezó a darnos sustos primero y perdidas después, hasta encaminarnos  a abandonar aquellas inversiones que al final, tantas pérdidas económicas nos ocasionaron.

No fue la pérdida monetaria lo que hoy me causa desazón sino la evolución que sufrí, (sufrimos los camareros) convirtiéndome en soldado sin soldada, abogado de la codicia, incitando a unos y a otros para qué llenaran las máquinas, vaciaran sus bolsillos, hacerlos adictos al juego, al  timo que nosotros fomentábamos.
Así perdí el camino y me convertí en lo que nunca hubiera querido ser, para solo conseguir la pérdida nocturna de sueño tranquilo y  la sonrisa desde el corazón, para encontrarla en la boca, el lugar necesario para ser agradable a los demás, pero desde donde con más angustia de obsesión desconocida transcurría mi existencia.

Un día sin fecha dejé de interesarme por las tragaperras, ya no sabía si se había jugado poco, nada, o mucho, solo cuando el cambio se agotaba y era menester llamar al suministro de monedas tomaba conciencia de la extorsión emotiva a la que estábamos sometiendo a los incautos de turno.

Empezó a darme asco el rótulo de juegos recreativos con que se autodenominaban aquellos ladrones legalizados, pues la única recreación posible en estos juegos es la cristianamente pecaminosa de la soberbia cuando se gana, la envidia cuando es otro quien recoge monedas, la avaricia siempre, la ira con la impaciencia y demás debilidades, que los cristianos llamarán pecados, pero que no creo que te conduzcan al infierno, pues te hacen ya, vivir en él.


Estos últimos años he tragado amargo muchas veces, con parroquianos que gastaron más de lo que podían, pero hoy, sonrío desde mis imaginarias Termópilas.
Me imaginé el sentir de un general viendo caer a su tropa sin saber como frenar o atacar al enemigo. Pero eso ya pasó, el ataque ya es posible.


La línea de batalla se abrió hace poco más de  un mes, cuando vinieron los cristaleros para hacer una pequeña reparación, y casualmente se les rompió un tubo de silicona, aquello  despertó una idea que no tardé en poner en marcha:
Untar las monedas con un poco de esa silicona y dejar que se deslizaran por la ranura de la máquina tragaperras. Puse dos monedas antes de cerrar, y después visité varios bares de amigos a los que les dejé un similar recuerdo.
Desde hace varios días había ampliado las rutas de regreso a casa para no repetir en los mismos lugares, pero hoy, día libre, ha sido glorioso, hoy ha sido un día magnífico. Por la mañana me preparé un bolsito de varios departamentos con monedas y silicona, pues el tubo que rompieron los cristaleros, además de ser incómodo ya me había estropeado el bolsillo de la chaqueta y hoy,  tenía intención de perderme por esos barrios de Madrid que desconozco. Callejear, ir andando por sus aceras, sin agobios de coche ni prisas, ni parking.
Hoy  me calcé los zapatos como si ellos tuvieran vida propia y me fueran a llevar de paseo por esos lugares por donde siempre paso corriendo, o por esos por lo que nunca pasé.
Quería también meterme en bingos, pues todos tienen tragaperras en la entrada, y en salas de juego sin olvidarme de los bares en los intermedios.

Ha sido un día buenísimo y lo mejor a sido al final, cuando me he dicho: el último, y he entrado en un bar al que he accedido por una bocacalle estrecha, de estos callejones del viejo Madrid en donde es tan difícil aparcar y que necesitan un recorrido a pie.
Las tragaperras estaban a la derecha, pero estaban desconectadas y la barra enfrente. La luminosidad estaba mal distribuida y había tres mesas cerca de la bajada a los servicios, con poco espacio libre, y dos a la derecha, con el problema contrario. Es lamentable que se compren mesas prefabricadas, todas iguales, cuando los espacios del local tengan otras necesidades. La barra, con falso ángulo, ésta sí hecha a medida, era de acero inoxidable, tras la cual, un camarero joven, con bigote y mosca, al preguntarle por las tragaperras desconectadas me ha dicho que algún gamberro había deslizado monedas impregnadas  de pegamento.

Esta feliz relajación, tan merecida y grata, me la ofrece la compañía invisible de algún imitador. Si se corre la voz, quizá sea fácil acabar con este enemigo, mucho más fácil de lo que nunca se pudo imaginar. Lo difícil será acabar con la codicia, pero de momento, apaciguarla y no fomentarla puede ser una buena batalla. La guerra para terminar con ella debe nacer y morir en los corazones y ese arranque solo ocurrirá  desde dentro de nosotros mismos.


jueves, 1 de septiembre de 2011

wheelus

Vampiros del dolor ajeno
se lanzan sobre Libia mediterránea
para saciar sus sed(es) de mal.
Los vimos volar en círculos,
negros buitres de ruindad,
y callamos, escondidos, agazapados,
con nuestras banderas de rendición
ondeando bajo los sucios vientos
de nuestro miedo en el corral.
No cae el perdón posible
sobre nuestro infinito motor,
somos momias en sepulcros
dentro de paredes blancas
en un mundo oscuro
donde la vida es muerte,
donde la cima de nuestra vergüenza
es callar y callar.

Bajo el babeante placer de los amos
las niñas libias son violadas,
las mujeres asesinadas,
las familias despedazadas.....
y miramos donde no ver.
que canallas
son, somos,
pero no serán.
Hay futuro, allá, en algún lugar,
sin nosotros.
´desaparecido pero no olvidado


Yo tampoco lo pienso olvidar, hijos de la gran puta