domingo, 21 de diciembre de 2014

nucleótidos

La tristeza es un proceso,
los recuerdos se quedan quietos con largas charlas nuevas de viejos amigos,
las oportunidades crecen .

Pero nos creemos

que la tristeza es para siempre,
que a los recuerdos hay que moverlos para que sigan vivos
y que todo es oscuridad sin esperanza.

Así estos tres pasos

lo que ahora se separa
estuvo junto un tiempo
y antes nació separado.

Somos líneas que se cruzan,
tangenciales de rectas infinitas
y espirales de cadenas antiparalelas

(Cuando la temperatura alcanza el punto de fusión del ADN, la agitación térmica es capaz de separar las dos hebras y producir una desnaturalización. Este es un proceso reversible, ya que al bajar la temperatura se puede producir una renaturalización. En este proceso se rompen los puentes de hidrógeno que unen las cadenas y se produce la separación de las mismas, pero no se rompen los enlaces fosfodiester covalentes que forman la secuencia de la cadena.

La desnaturalización del ADN puede ocurrir, también, por variaciones en el pH.

En una cadena doble, dextrógira o levógira, según el tipo de ADN ambas cadenas son complementarias, pues la adenina de una se une a la timina de la otra, y la guanina de una a la citosina de la otra. Ambas cadenas son antiparalelas, pues el extremo 3´de una se enfrenta al extremo 5´de la otra.)

cadenas de información
del eslabón anillo que sujeta
a la forma con la idea.

lunes, 8 de diciembre de 2014

viviendo sueños

Sin papeles,
con la pureza en lo más alto,
con un apretón de manos,
mientras nos dure el amor.
Con ingenuidad
de tierna sonrisa infante
de estar besando el instante
al vuelo del diente de león.
Antes del soplo
y después de volar
tanto nos quisimos
que nos brotaron canciones
en el siempre existirán.



No hay dolor que desgarra,
nuestro trato de caricias
no tuvo uñas en la carne clavadas
ni artilugios gordianos de nudos
ni espadas ni Alejandros.

El ego bajo llora
porque ya no le caen las migajas
de nuestra relación,
pero las almas fortalecidas
seguirán con el mismo pacto
de amores infantiles sinceros
con solo lágrimas de guardar.