viernes, 1 de mayo de 2020

Síndrome de Estoy Colmo

miércoles, 23 de marzo de 2011


síndrome de Estoy colmo.

Se decía de los secuestrados que besaban las ideas de sus secuestradores tras una especie de lavado de cerebro que sufrían "sindrome de Estocolmo" (ciudad de donde venían las suecas a nuestras playas veraniegas).
Debido a los besos de las secuestradas a los atracadores tras seis días de convivencia y su apoyo incondicional a los saqueadores e inconcebible para el resto de la sociedad, esto pasó a ser desde ese 1973 un síndrome.
La misma  cosa es, el sindrome de Estoy colmo, que me lo acabo de inventar, (el nombre, no el efecto) que ocurre cuando los ciudadanos de un pais invasor besan a sus dirigentes cuando los dirigen a la invasión y saqueo de vecinos más o menos próximos.
Podemos empezar a analizar. Los alemanes cuando Hitler ataca Polonía, por el bien de los polacos. Los rusos  invaden Afganistan por el bien de los afganos. Los americanos Vietnam, por el bien de los vietnamitas, los Chinos el Tibet, por el bien de los tibetanos, y así para atrás, cuanto queramos. De orgullo patrio se enseña en las escuelas españolas nuestra liberación de la tiranía reinante en Nápoles en tiempos de FelipeII. Fuimos allí por el bien de los napolitanos y les quitamos lo que tenían por su bien, pensando siempre en el mejoramiento humano y en la felicidad de los pobres reprimidos.
Nos queremos autoengañar.? Bueno, unos pocos no besan a los saqueadores, pero se quedan tranquilitos en su casa.
Se protestó un poco, allá por los años 60 en EE.UU.  Pero eso ya pasó a la historia. Ahora a la oveja que bala, la apartan del pesebre.
Los que nunca tuvimos pesebre ni palmas, y solo estuvimos colmos de males y no del producto de sus saqueos, deberíamos replantearnos el seguir o no con el autoengaño.




13 comentarios:

  1. hablando de saqueos, me has hecho acordar del museo británico que tiene piezas saqueadas de grecia (por el bien de los griegos), de egipto (por el bien de los egipcios) y hasta de un moái (por el bien de los rapa nui de la isla de pascua, chile), entre otros robos.

    es rara como se utiliza la "generosidad" en estos tiempos; por ejemplo hoy también leí que las donaciones millonarias que hace bill gates en "beneficio de la humanidad" son a empresas multimillonarias de su círculo de amigos. ¡qué bien!

    saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los graciosos de los rapanui fue todos los investigadores qué es durante decenios nos hablaron de cómo construían las cabezas y como remolcaban las cabezas y de como las cabezas patatín y de como las cabezas patatán hasta que alguien se le ocurrió excavar un poco más abajo y descubrió que no eran cabezas que eran estatuas enteras.
      Libros y documentales en televisión e visto contando estas historias de las cabezas.
      Al final descubres que toda la historia es mentira, convierte en colinas en montañas y niegan las más altas cúspides.
      Saludos

      Eliminar
  2. ¿Estas bien?
    me gusta tu entrada
    abrazo

    ResponderEliminar
  3. Un síndrome bastaste peligroso.

    Un saludo Rafa desde Plegarias en la Noche.

    ResponderEliminar