sábado, 24 de marzo de 2012

1984 el doblepensar

Cuando vieron que empezaban a salir incunables de los baules, buscaron con que taponar la herida. Nuevas leyes aparecen. El depósito legal a través del editor, no de la imprenta. El editor dado de alta en el epígrafe 037, mientras actualizamos hasta el último centimillo.
Y el ISBN de pago, muy caro para tiradas cortas de autoeditores, pero a precio de risa para las grandes ediciones de las corporaciones.
A 45€ el código, para el editor de un libro, a 5,95€ el código, para el editor de 100 libros, y así sucesivamente para 1.000, o 10.000 códigos, que deben de salir a unos pocos centimillos, así están las cosas,

«Si quieres hacerte una idea de cómo será el futuro, imagina una bota aplastando un rostro humano incesantemente.»

Llegó 1984 y pasó sin que nos diéramos cuenta, todas aquellas semillas van fructificando, como fructifican las semillas de la guerra de Libia.
El objetivo rara vez es el aparente. El objetivo era realizar una opinión

 «Si el líder dice de tal evento esto no ocurrió, pues no ocurrió. Si dice que dos y dos son cinco, pues dos y dos son cinco.»

 y una contra opinión que enfrenta a la realidad los hechos de que dos y dos son cuatro, son patentes, dos y dos suman cuatro.
La satanización de Gadafi era una versión chufa del líder NWO, OTAN, FMI, o como se le quiera llamar. La gran mayoría, la inmensa mayoría es plenamente consciente de que la ONU, legalizó el robo y expropio de los recursos Libios, abundantes y de alta calidad, pero esa gran e inmensa mayoría fue incapaz de poner en duda la versión del líder de que dos y dos son cinco.
Los miles y miles de muertos libios causados por las bombas humanitarias, se ocultan, pero no demasiado. Lo que se intenta no es que te sientas engañado, es conseguir autoengañarte, que sea el propio individuo quien aprenda a engañarse, aceptando la versión del líder de que dos y dos son cinco.

«No se trata de si la guerra es real o no, la victoria no es posible. No se trata de ganar la guerra, sino de que esta sea constante. Una sociedad jerarquizada solo es posible si se basa en la pobreza y en la ignorancia. En principio, el fin de la guerra es mantener a la sociedad al borde de la hambruna. La guerra la hace el grupo dirigente contra sus propios sujetos y su objetivo no es la victoria, sino mantener la propia estructura social intacta.»

La guerra será inevitable, y se aceptará la lluvia de bombas atómicas, como inevitable, como necesaria para nuestro estado de bienestar, la libertad, la democracia, la paz etc etc.
La verdadera batalla está en las mentes, en hacerlas sumisas al soma-amos. Ellos tienen método, sistema, cálculo y estadística, pero la inmensa mayoría tiene solo su propia mente.

Diríase que vamos perdiendo........

6 comentarios:

  1. la barbarie continúa, rechacémosla
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En nuestra mano está, Omar, en nuestra mano, está.

      Eliminar
  2. Diríase
    Di

    Ría



    "
    ...Sé bien que pese
    a quien pese la quiebra de odios y violencias
    dejarán de ser nudos y condenas,
    se alzarán en la Paz sin condiciones,
    sabremos diluirlos
    si dejamos que el alma lo sopese.
    ...
    (fragmento del poema "Pase lo que pase" Zeny)

    Besabrazando alma r entrante en la Tierra

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y para cuando piensas publicar esos versos que penetran en el alma, que los espera como la tierra al agua de mayo?

      sintiendo los besabrazos, compartiéndolos

      Eliminar
  3. he cambiado de idea.

    aunque parece que va más allá de un mero salto entre una y otra.

    como haber fintado saltar sobre la siguiente, y en medio del vuelo pararme a contemplar el flujo de ideas incesantes.

    sin idea.

    que alivio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el aire?
      volando
      con la nave al pairo.
      Sin prisas.
      Gerundeando.

      espiral ando
      (volando)

      Eliminar