domingo, 19 de julio de 2015

top secret

 Al final, todo se sabe. pero todo tarda en saberse. Con motivo del derribo del avión malayo hace ahora casi un año, los frentes ucranianos prorusos y proeuropeos llegaron a un climax inostenible. El gobierno legal en vigor tomó una drástica decisión de la que los españoles nos vamos a beneficiar pronto. Trasladaron todas sus reservas de oro, incluyendo las monedas antiguas, pues se ocuparon de vaciar todos los bancos y museos, a Odesa. Y desde allí, en cuatro barcos partieron rumbo a Cartagena. Los cuatro barcos, con una cantidad aproximada de 100.000 kg de oro, (algunos dicen que más) salieron del puerto de Odesa  una noche sin luna, sin aparente custodia, pero los cuatro, el Kim, el Neva, el Jrus y el Volgores, llegaron al puerto de Cartagena sin sufrir ningún percance de consideración, pues aunque uno de los barcos se retrasó un par de días por asuntos mécanicos, la mercancia se mantuvo intacta.
El frente proruso ucraniano no se enteró, y dejó pasar los barcos que recorrieron el mar Negro para cruzar el Bósforo, y nadie sabe si pasaron por Mesina o por Libia, pero llegaron a  Cartagena donde Mariano Rajoy en persona esperaba a toda la delegación para hacer el recuento y peso de monedas y lingotes. La operación les ha llevado casi un año, constatando pieza a pieza la calidad de los materiales. Esto ha sido costoso porque por ejemplo, con las prisas, los ucranianos pusieron todas las monedas juntas, al peso, por periodos, así, por ejemplo, separaron los dracmas griegos de los denarios romanos, pero dentro de lo romano, ni separaron sextercios de denarios , ni a Constantino de Diocleciano. También había monedas árabes, o de Gengis Kan, y aunque ellos tuvieran prisa, nosotros, lo que hacemos lo hacemos bien. Los funcionarios que viajaban en los barcos han vivido este año a cuerpo de rey, mientras el recuento se iba realizando.
Algo se ha olido, y parece que los prorusos se han cabreado un poquito, pero no tienen pruebas. Ni siquiera se ha filtrado alguna imagen de los barcos. Solo hay constancia de los nombres.

Veremos que hace Mariano con las reservas de oro venidas de Odesa. "Gratis total"

6 comentarios:

  1. Muy bueno este artículo Rafa, por mi parte merece un aplauso.


    Besos

    ResponderEliminar
  2. El ministro de Hacienda, Jivan Negriuk, ha considerado que es el único lugar del mundo donde si ganan los prorusos, no se atreveran a pedir su devolución.
    Era un peligro que los tesoros nacionales permanecieran desvalidos a la posible incautación de los otros.
    Algo se ha perdido por el camino, pero el conjunto grueso, se mantiene."Los españoles cuidaran de él" ha dicho.

    saludos

    ResponderEliminar
  3. Eso es casi cierto !
    Los españoles sabemos cuidar muy rebién los tesoros Nacionales..... Sobre todo para que a nuestros políticos nos les falte nunca de na"


    ResponderEliminar
  4. Parece novela, la tienes acabada, o son esbozos de una gran idea ?

    ResponderEliminar
  5. ante una incertidumbre política y social, el oro es lo primero en desaparecer.

    ahora ni el mejor mago va a poder hacerlo aparecer.

    interesante historia llena de intriga y suspenso.

    saludos.

    ResponderEliminar