miércoles, 5 de marzo de 2014

mare mostrum

La palabra cera, viene del latín ceratum, sin embargo la raíz cera no es latina, ni griega, proviene de una lengua más antigua sin identificar.
Sumando 2 + 2, alcanzamos un producto por el cual, el latín fue usado como tamiz para transformar el lenguaje de tal manera que ahora creemos que las lenguas romances que hablamos provienen del latín, cuando el latín es quien se apropió del lenguaje, mejorándose, para  volcarse luego en la fuente de la que provenía.
Esto es un ejemplo claro en la copia de dioses griegos, pues uno por uno, todos tuvieron su contraparte, aunque dada la superior cultura griega y el inmenso bagaje de textos griegos, ni Jupiter pudo con Zeus, ni Vulcano con Hefaistos. Otra cosa fue Venus, que casi se devoró a Afrodita, o Marte a Ares.
Donde sí, la suplantación fue en la totalidad, ocurrió en los dioses iberos, casi nadie conoce a ENDOVELICO, dios ibero de la medicina.
De la misma manera, aquellos imperialistas, se apropiaron del lenguaje, para "devolverlo" como si ellos hubieran sido la génesis.
Y nos engañaron totalmente. Nos dejaron la mente en el total engaño.
Allá que va la piedra,
quien quiera que siga
que por el hilo al ovillo
y sin mo verse no hay más
que lo que otros enseñan.
Endovelico.jpg


6 comentarios:

  1. Ahora el dios que ha devorado a todos los otros es el dinero y su representación es la codicia.
    Ignoro si el cabrón que la inventó lo hizo en latín, en edetano o en etrusco.

    ResponderEliminar
  2. jajaja, los lugares de culto son hoy los centros comerciales, y he visto que ahora los desfiles de moda son con las bolsas de la compra en las manos.
    Amén

    ResponderEliminar
  3. un placer es leerte gracias por compartir

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, un placer leerte, gracias por compartir.
      Re

      Eliminar
  4. no me extraña que alguien llamado endovelico, por más dios de la medicina ibera que sea, casi nadie lo conozca.
    es que "endo" es un prefijo que significa dentro o al interior. me imagino que debió ser un tipo que nunca salió de su pueblo.
    si se hubiese llamado televelico o apovelico e incluso plusvelico, otro gallo le hubiese cantado y todos lo conocerían.

    saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. tambien lo hubiesen conocido si fuera belico, que son más de cronicones palmeros.
      O con tele, hoy en día no hay casa que se precie que no disponga de media docena.

      Eliminar