jueves, 15 de agosto de 2013

beure a gallet

¡No puede faltar en tu hogar!
Este es el producto más revolucionario de los últimos 50 años. Ha oído bien, 50 años Una jarra para agua que refresca el agua sola.
Y es totalmente independiente de cualquier energía. Totalmente libre y gratuita. Un producto de elaboración artesanal. Hechas una a una con el toque especial del artista
Con un descuento especial por ser teledependiente de esta cadena, de un 40%.
Aprovéchese ahora y no espere a mañana, que no se lo cuenten.
El dispositivo de última generación cuenta con dos partes bien diferenciadas que actúan de manera independiente para conseguir un resultado óptimo. Un recipiente donde el agua se autorefresca y otro en forma de plato para recoger la humedad ambiente, que es el truco que hace que el aparato funcione.
Con nuestra especial botija podrá disponer de agua fresca esté donde esté, sin necesidad de cobertura de red, ni eléctrica ni inalámbrica.
Muy fácil de usar, se coloca el  agua por un agujero y se utiliza el otro para beber.
Además, el práctico ejercicio de alzar los brazos, previene el alzheimer, la artritis y un montón de enfermedades más.
Recupere el arte de beber al gallet




No se agota nunca, es sostenible por sí mismo. No necesita ses sustentado por nadie, y ofrece salud  de la buena, manteniendo en inmejorables condiciones el agua para el disfrute humano, o animal o vegetal si viniera al caso.


mecanismo-botijo

Para su óptimo funcionamiento se recomienda mantenerlo en sus 3/4 partes de su capacidad.

Mejor que el agua del frigorífico, garantizado.
Funcionara siempre, la garantía es de por vida. la vida del botijo, que puede dejarlo en herencia generación tras generación hasta que se rompa por algún imprevisto, pero no sufre desgaste, no está sujeto a la obsolescencia.


Y ahora en serio:
Es una herencia, que deberíamos recuperar.

5 comentarios:

  1. ¡No me puedo creer que nadie te haya comentado esta entrada! ¡Si es de lo mejorcito que he leído últimamente! ¡Jajajaja! Me parecía estar leyendo el guión de uno de esos diabólicos canales de televenta...

    Totalmente de acuerdo con la recuperación de esta joya de la ingeniería popular que es el botijo. Confirmo punto por punto todas sus bondades, pues mis abuelos maternos y paternos lo usaban y yo misma iba de pequeña a la fuente de la plaza del pueblo a rellenarlo. Una maravilla incomparable, ni jarras Britta, ni botellas de plástico rellenadas mil veces, ni leches en vinagre. ¡Er botijo de toa la vida! Eso sí, nunca conseguí beber sin mojarme por todas partes, je, je... pero nunca es tarde para perfeccionar la técnica.

    Me has convencido, hala... Me voy a comprar uno ahora mismo. Besines


    P.D.: soy Riven, es que tu blog siempre me pone pegas cuando intento comentar como cuenta de wordpress, leñe...

    ResponderEliminar
  2. Celebro que te haya gustado, a mí también me pone pegas el wordpress a la hora de comentar.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, los botijos esmaltados, no sirven, solo decoran.

      Eliminar
  3. Jajaja, cuánta razón tienes! Tanto aparato eléctrico cuando podemos tener esta nevera portátil tan cómoda y de toda la vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. y con un poco de anís, "li dona un sentidet..............."

      Eliminar